Friday, January 14, 2011

Asos Primavera / Verano 2011


Y otra campaña que nos llega, aunque con pocas novedades, con prendas que comentar, y haciéndonos pensar en los tiempos calurosos que estarán aquí dentro de nada y gracias a los cuales podremos rescatar los shorts, las sandalias y los bikinis de los cajones. Yo por mi parte, no veo el momento en que se acabe este invierno (que últimamente nos está regalando unos días nada propios de la estación, gracias a Dios), y de volver a notar el sol en la piel.

Pero al tema, que es la colección de Asos Primavera/Verano 2011.


Repasemos: vestidos largos, estilo teñido, colores chillones. ¿Nos suena? Sí, todo esto ya se vió el año pasado. 


 Pantalones de tiro alto, tela vaquera en cualquier prenda imaginable, y las chaquetas tipo instituto americano. Aunque estas últimas sí que son la tendencia de este año, son de la temporada de invierno, así que de nuevo pocas novedades.


Más vestidos largos, más tonos pasteles, más oxford, más calcetines para ir bien calentitos en verano, y of course, más tela denim.




Y todo esto sin haber llegado aún a las camisetas ombligueras. Otra vez la tendencia del verano pasado.




Y pamelas extra-grandes, y flores. ¿En serio no van a proponernos nada nuevo?



Novedades: cero. ¿Alegrías? Muchas, porque este año vamos a poder rescatar las prendas de la temporada pasada sin temor ninguno a que hayan pasado de moda. ¿Quién no se compró la temporada pasada (en verano o invierno) una camisa vaquera, unos oxford, una falda alta, algo de estampado liberty o una camiseta ombliguera? Estoy prácticamente segura de que nadie pasó sin comprar ninguna de estas prendas, por no mencionar las maxi-faldas (que por desgracia no sientan igual de bien a todas), los pantalones de tiro alto, la tendencia de los calcetines en pleno verano y con todo zapato posible, los vestidos lenceros y las pamelas. Sorprendida estoy de no ver volantes, era lo que faltaba a la colección para repasar al completo las tendencias del pasado año.

Va a ser una temporada barata, de eso estoy bastante segura. 

Pero, aparte de la falta de riesgo por intentar crear algo diferente y fresco, se podría decir que Asos no lo ha hecho del todo mal. Las prendas no son feas (bueno, la mayoría), y hay un par de outfits que me compraría de pies a cabeza. Sin embargo, tengo que decir que nunca he sido especialmente fan de las cosas que parecen teñidas en casa ni de las maxi-faldas, lo que limita bastante la oferta de Asos.

Aún así, habrá que echar un ojo al catálogo completo en la web, que la experiencia me dice que no siempre nos enseñan lo mejor que tienen.

No comments:

Post a Comment